viernes, 24 de julio de 2015

IN LOVE con la "Fase 2" de BKD... Y otra reseña express ;)


Hola, hermosas! Se termina una nueva semana y les traigo una nueva reseña…

Como muchas deben saber a estas alturas BKD es una de mis marcas capilares favoritas “del mundo mundial” (???? Lo siento, no pude evitarlo! Lo escuché en un tema musical hace un tiempo – junto con otras frases “épicas” – y no veía la hora de usarla)

De BKD he llegado a amar casi todo lo que he probado y, lo que no he amado, ha sido un “ni fu ni fa” (que me pasó con un solo producto…. y siempre es mejor que una decepción jejeej) . Sus shampoos son algo a lo que siempre vuelvo… No puedo evitarlo! Y son un producto que NUNCA reseñé (irónico, no?)… Así que, antes de entrar a la reseña del día, una pequeña reseña express del shampoo de la marca que estoy usando en estos momentos: “Caviar Balance Shampoo”, o sea, el verde ;)


 Me gusta este shampoo porque realmente hace lo que promete que, en palabras del sitio oficial es: “remover en profundidad el exceso de sebo (grasitud) y los residuos acumulados provenientes de productos de modelado y terminación, brindando como resultado una sensación de frescura y ligereza en el cabello. Mantiene el equilibrio del cuero cabelludo y la fibra capilar. Cabellos saludables con brillo, suavidad y manejabilidad.”

Lo que más me gusta de este shampoo es que regula la grasitud de mi cuero cabelludo, pero sin dejar el pelo “rechinando” como me pasa con otros productos para cabello graso y sin afectar mis puntas secas. Igualmente, BKD recomienda combinarlo con el “Caviar Daily Conditioner” de medios a puntas como complemento del tratamiento (yo NO uso enjuague así que voy a testearlo próximamente para ver qué onda jejej) ... Por cierto, adoro su aroma!

Este shampoo posee en su fórmula:
NANOESFERAS DE CAVIAR: el caviar posee un alto contenido de aminoácidos esenciales, ácido graso OMEGA 3, péptidos estructurantes y proteínas que brindan nutrición, luminosidad y una potente acción Anti-Age.  
BIOCELL SOD: que es un antioxidante enzimático que actúa inhibiendo la acción de los radicales libres y retardando el envejecimiento capilar.
ZINC: evita la irritación y picazón, regula la secreción de sebo.
Contiene filtros UVA & UVB.

OK… Ahora sí, a lo que vinimos (¿?)

En verdad el producto que me tiene enloquecida desde que lo descubrí es el “Caviar Instant Lovely Beauty - Instant Conditioner” de la línea “2 Phase”.


Es, básicamente y como su nombre lo indica, un acondicionador instantáneo desenredante sin enjuague. Es un producto bifásico (o sea, agitar antes de usar jejje), pero de textura liviana por lo que viene con atomizador que hace super práctica su colocación.

Según BKD, “en su fase superior otorga una protección inmediata y eficaz al cabello. En su fase inferior repara, hidrata, nutre y reestructura la fibra capilar”… Yo no sé qué parte hace qué cosa, pero les puedo contar que me simplifica mucho el desenredo y me deja el pelo suave y con brillo.

El modo de uso indicado es el siguiente: Agitar el contenido hasta fusionar ambas fases. Vaporizar a 15 cm de distancia, sobre el cabello húmedo o seco. Evitar el contacto con el cuero cabelludo. Proceda al peinando en forma habitual. No enjuagar. 


Y aquí me detengo un segundo para aconsejarles que realmente EVITEN que entre en contacto con el cuero cabelludo porque les va a dejar aspecto de sucio en el pelo… O, al menos yo que lo uso con el cabello húmedo, noté eso cuando el pelo se secaba. NO lo usé nunca sobre el cabello seco así que les debo cómo funciona en ese sentido, pero post ducha ha reemplazado a mis serums =)

En su fórmula contiene dos componentes esenciales:
EXTRACTO DE CAVIAR: Que, como conté en la formulación del shampoo, posee un alto contenido de aminoácidos esenciales, ácido graso OMEGA-3, péptidos estructurantes y proteínas; todo lo cual ayuda a la nutrición, luminosidad y efecto anti-age.
KERATINA: una proteína que, como ya sabemos, se lleva muy bien con el pelo. En este caso el efecto es el del “duo keratin”, es decir,  combina el poder reestructurarte de los aminoácidos keratínicos con la protección del hidrolizado de keratina.
Este producto, al igual que el shampoo, contiene filtros UVA & UVB.

A pesar de ser un producto bifásico, NO deja esa sensación de oleosidad en el cabello (a menos que entre en contacto con el cuero cabelludo…. Al menos en mi caso). De hecho, a eso le tenía miedo, pero al rociarlo y sentir la textura de bruma, despejé toda duda.


QUÉ DECIRLES? LO AMO! Es ultra rendidor! Con dos vaporizaciones cubro todo mi cabello (que hoy en día está larguísimo, pasando la media espalda), haciendo la primer atomización en la parte interna del cabello y la segunda en la externa. Llevo usándolo casi un mes y no he bajado ni un centímetro del frasco (ver foto más arriba)... Ah! También huele rico, no tanto como el shampoo, pero rico!

AMBOS PRODUCTOS CUESTAN ENTRE $AR 90 Y 105 CADA UNO (aprox. 9 USD) DEPENDIENDO DÓNDE LOS ADQUIERAN… A MI CRITERIO, VALEN CADA CENTAVO!

PROBARON ALGUNO DE ESTOS?

miércoles, 15 de julio de 2015

Manicuría Completa a cargo de MILLANEL


Nueva semana, nuevo post!!!!

Cómo les va? Para las que no lo vieron por mis redes sociales, hace varios días la marca por catálogo MILLANEL me envío un paquete de regalo que incluída una suerte de set para uñas que traía toooodooo esto:

Recuerdo que al abrirlo empecé a dar saltitos de emoción, no sólo por las bellezas, sino porque parecía que MILLANEL había predicho que ese día la oficina iba a hacer un embole absoluto y me mandaba algo para entretenerme y enchular mis uñas desnudas. Traté de contenerme durante un rato, pero a la media hora ya estaba probando varias cosas.

Como estaba en la oficina no tenía la posibilidad de hacer cosas complejas ni tampoco podía arriesgarme a estar 3 horas esmaltándome, así que opté por los típicos tres pasos: base – esmalte – topcoat.

Para base usé el “Tratamiento de Diamantes” de la marca, una base fortalecedora que colabora para que las uñas crezcan fuertes, parejas, sin escamas  ni estrías. La fórmula posee proteína de seda, lecticina de soja, calcio y magnesio, todo lo cual ayuda al crecimiento. La realidad? Sólo la usé para emparejar la superficie de la uña, no sé si le confío como “tratamiento” en virtud de que en la lista de ingredientes hay mil cosas antes de las proteínas.


Es gracioso porque le llaman “de diamantes” porque posee micropartículas brillantes que le dan un acabado brillosito a la uña, lo cual está bonito si queremos llevar uñas desnudas. Seca rapidísimo y cumple bárbaro la función de base que esperaba. Miré el catálogo (que ustedes pueden chequear aquí) y su precio ronda los $AR 24.

Luego procedí a esmaltarme con el tono “302 Beauty Diamond Lady” de la línea “Nail Colors” de la marca, un esmalte rosadito con glitters plateados. Me sorprendió lo bien que cubre, ya que con una capa ya quedaba muy bien y con la segunda quedaba perfectamente cubierto. La fórmula desliza muy bien y el pincel resulta cómodo. Nuevamente, aquí secó rapidísimo. Este esmalte trae 7,5 ml y NO es B3F. Posee un poco de olor, pero no volteador como los chinos jajajaj. En el último catálogo figuraba a $AR 25 aproximadamente.


Como soy ansiosa y no puedo evitarlo, probé aunque sea un toquecito el esmalte cremoso fucsión también de la línea “Nail Colors” que me mandaron aunque sea en un pedacito de la uña del anular. Las características del esmalte son exactas a la del anterior. Lo que me llamó la atención de este tono “05 Fucsia” es que al secar NO QUEDA DEL COLOR QUE SE VE EN EL ENVASE! Deja de ser fucsión para pasar a ser un tono más cereza.


Para finalizar utilicé el “brillo fijador de uñas” que es un acelerador de secado con fórmula acrílica que promete “secar al tacto en 60 segundos, sellando con una capa protectora resistente y ultra brillante que prolonga la duración de la manicuría”. Es un topcoat brilloso que posee una fórmula bien líquida que seca rapidísimo. Sale $AR 24 según el catálogo.


COMENTARIOS GENERALES: Creo que tardé 15 minutos en hacer todo! Me sorprendió lo rápido que secaban las capas y lo cubritivo de los esmaltes…  Pero más me sorprendió lo que dura intacto el esmaltado!!! Estuve una semana (literal) con el esmaltado impecable!

USTEDES PROBARON ALGUNO DE ESTOS PRODUCTOS? ALGUNA OTRA COSA DE MILLANEL PARA RECOMENDAR?

lunes, 6 de julio de 2015

El guardarropas rebalsa... el Proyecto 2015


Hola, bellezas!!!!

Espero que este post les sea interesante porque la verdad es que le di muchas vueltas hasta decidir a escribirlo jejje…

A principio de este año mi cabecita tuvo “reajustes” de actitud y entre tantas otras cosas cambié mi postura respecto a la ropa…. Ustedes dirán: qué pavada! Pero para mí este cambio en la forma de ver las cosas y, consecuentemente, “vivir” la ropa me significó un total cambio de paradigma.

Por qué? Pues porque soy una acumuladora compulsiva de indumentaria y relacionados…. En parte porque soy super consumista del rubro (como casi todas las mujeres ajjaja), en parte porque fui siempre ultra cuidadosa con la ropa y la mayoría está en condiciones impecables por lo que cuesta regalarlas, en parte porque siempre pienso “Y si se vuelve a usar?”, un poco porque no ha variado demasiado mi talle con los años…. Y en GRAN parte porque SÍ!

Este año, con tantos golpes y cambios que habían ocurrido en mi vida, algún CLICK ocurrió y de golpe me encontré regalando 4 bolsas hipopótamo (no de las de consorcio, sino de esas aún más grandes que parecen barril sin fondo…. Que llenas y llenas hasta que descubrís que vas a tener que rentar una grúa para moverla luego :P ) de ropa, zapatos y accesorios varios.

Un poco porque necesitaba espacio, un poco por estos cambios radicales en mi cabeza… Y ciertamente un poco porque las mujeres canalizamos mucho mediante los cambios exteriores: cambiamos el corte de pelo, cambiamos la forma de vestirnos… cambiamos nuestros looks para mostrar que nosotras estamos mutando internamente.

Cómo afronté la decisión? Bueno, antes que nada me mentalicé con la frase “SI VAS A HACERLO, HACELO!” que suena tonta, pero si encarás un cambio tan radical, tiene que ser con total determinación, nada de hacer las cosas a medias (yo lo hice para la temporada venidera y lo voy a repetir con el cambio de estación)


Utilicé dos caminos paralelos:

1. Por un lado una suerte de “manual de cambio” que venía leyendo en varios sitios y que ”WhoWhatWear” resumió de la siguiente forma (hace poco lanzó el post y me vino como anillo al dedo para darles de referencia):

Hay que tomar toda la ropa, zapatos y accesorios y hacer cuatro pilas (sin pensar mucho, usualmente la primer decisión es la correcta y luego aparecen las dudas):

PILA 1: Aquello que amo, me queda bien y uso frecuentemente.
PILA 2: Cosas que me quiero quedar, pero aún no defino por qué.
PILA 3: Cosas que no me entran más, que ya no cuadran con mi estilo (aquí yo también incluí cosas “repetida” – por ejemplo si tenía pares de botas negras de igual caña y taco – y cosas que estaban “utilizables”, pero no en estado óptimo – si eran básicos, decidí donar y comprar nuevos, sino sólo donar)
PILA 4: Cosas que ya no están en buenas condiciones.

La PILA 1 vuelve al ropero, la PILA 3 se guarda en bolsa para donación (sin pensarlo dos veces, esa es la clave), la PILA 4 se tira (no, no se guarda ni para dormir) y la PILA 2 se guarda en una caja por 30 días (si pasados los 30 días no se ha tenido que abrir la caja para nada, así como está la llevas para donarla, sin abrirla para revisarla)

Te generan dudas algunas cosas? Acá un interesante test para determinar qué hacer: ME LO QUEDO O LO TIRO?


2. Paralelamente, tuve que pensar en las prendas claves del estilo que quiero definir para mí misma. Aquí YO tomé dos caminos: el estilo que me gusta y los básicos del guardarropa. Para estas decisiones me fue de muchísima utilidad mi Pinterest. Por qué? Porque simplemente reviendo los looks que marqué como “inspiraciones” fui descubriendo que la mayoría guarda repeticiones de prendas.

Con el guardarropas “limpio” y los looks en mente, definí qué me estaba faltando. Sobre esas decisiones definí qué realmente era FUNCIONAL en mi guardarropa y se adecuaba a mi estilo de vida y qué era CAPRICHO de temporada (básicamente qué está de moda y sólo usaría dos minutos hasta que pase la tendencia). En lo FUNCIONAL decidí comprar calidad y gastar aunque duela y en el CAPRICHO tuve que determinar qué tanto lo deseaba y asegurarme de buscar un precio que YO considere se amortiza durante el uso que le fuese a dar en la temporada.

LOGRÉ TODO LO QUE PLANEABA? NO! Creo que aún puedo seguir “puliendo” mi guardarropas así que he decidido que al final de la temporada con el recambio voy a aprovechar a “limpiar” tanto lo de verano como lo de invierno de nuevo. Es decir, de aquí en más voy a hacer limpieza dos veces por temporada, con la esperanza de reducir cada vez más la acumulación. QUEDA MUCHO POR HACER! (aunque no pretendo llegar a hacer un guardarropas cápsula con 15 prendas ehhhh jejej)

Tenía pensado incluir mi lista de básicos y cómo combinar las prendas (básicamente todo el proceso mental que hice durante el punto 2 resumido), pero se me hacía muy largo el post…. LES INTERESA QUE HAGA POST AL RESPECTO?

ESPERO LES HAYA GUSTADO MI “ANECDÓTICO POST” Y OJALÁ LES SIRVA LA EXPERIENCIA =)


ESPERO SUS COMENTARIOS!