lunes, 14 de mayo de 2012

Esos benditos aromas...


Hoy caí que no vengo hablando mucho de perfumes… Tengo muchíiisimos… tendría que hacer un post demasiado largo… Así que solo en pos de hacerlo más tolerable (jeje) les traeré en el próximo post: un nuevo, un viejo, un clásico, un regalado y un accesible… Y esto es solo el comienzo ;)

Pero para empezar con este tema es importante entender acerca de las notas de los perfumes (yo he cultivado este concepto hace relativamente poco), y que las mismas se van haciendo evidentes en tres fases:

La salida (nota alta) muestra las notas más cortas de la fragancia, aquellas que primero descubrimos en el perfume. Se evaporan más rápido porque provienen de ingredientes más volátiles. Podríamos decir que la función de estas notas es causar esa primera impresión que nos atrapa e impacta.

El corazón (nota media) surge sólo tras desaparecer la nota alta, son notas menos volátiles que contribuyen a fijar el perfume (duran aproximadamente cuatro horas) y contituyen el espíritu del perfume, su personalidad.

El fondo (nota baja) se forma de las notas menos volátiles de todas que se fijarán más al cuerpo, generando una armonía globalizante al fundirse con el olor natural de la piel. Éstas duran hasta dos días.

Las notas van a determinar cómo va a variar el perfume en el tiempo y su combinación determinará la aceptación o rechazo de un perfume (que nunca queda igual en dos personas diferentes)

En cuanto a la familia de notas más clásicas, encontramos:

Hespérides: son las fragancias basadas en los aceites esenciales de limón, naranja, lima, mandarina y bergamota. Constituyen en general notas de salida.

Florales: son las notas más clásicas y amplias. Para reproducir el aroma de una flor es en verdad necesaria la combinación de multitud de notas.

Fougère: también conocidas como notas de helecho, se refier a aquellas notas que evocan el ambiente de un bosque. Se realiza en general con notas de lavanda, musgo, madera y cumarina. Es una familia tradicionalmente masculina

Chipres: las notas de musgo de roble y de pachulí constituyen su base, esencias de humo o de madera quemada le dan un carácter nítidamente masculino. Estas fragancias, ricas y persistentes.

Amaderados: Son notas masculinas calientes, como el aroma del cedro o el vetiver. La madera del sándalo, el cedro, el pino o el ciprés, forman parte de las esencias utilizadas para crear perfumes de esta familia.

Ambarados u orientales: notas suaves y calientes, hechas de polvo y vainilla, cuyo olor es característico. Las fragancias de esta familia evocan especias y esencias exóticas ,y se obtienen de la mezcla de vainilla, ámbar y almizcle.

Cueros: estas notas tratan de reproducir el olor característico del cuero. Son notas de humo, de tabaco y de madera quemada.

Frutales: son notas dulces derivadas frutas más veraniegas. Es una familia relativamente nueva.

Si quieren saber ejemplos de cada grupo, chequeen el cuadrito =)... Yo aún no sé mucho del tema, pero con esto nos vamos dando una idea, verdad?

LAS VEO EN EL PROXIMO POST... CON ALGUNOS DE MIS ELEGIDOS... Y SOLO ALGUNOS ;)



No hay comentarios:

Publicar un comentario