jueves, 15 de septiembre de 2011

Pasito a paso… Rutina básica que nos reclama nuestro rostro…



Sin importar la edad, tipo de piel o “bendición genética”, en algún momento de la vida las mujeres debemos plantearnos una rutina para nuestra carita a fin de mimarla (y mimarnos), cuidarla (y cuidarnos), quererla (y querernos)

Al principio, tal vez por falta de costumbre, tal vez por inexperiencia, la rutina es un poco tediosa, pero créanme que en breve se les volverá tan natural como bañarse (o es que acaso no lo hacen? jej) y más que gustosas la harán al notar la diferencia.

Idealmente, para arrancar, conviene la visita a un dermatólogo que determine bien qué piel tenemos y qué necesita (porque la piel necesita de una dieta específica también)
Aún así, fundamentalmente, esta es una rutina básica para adoptar:

LIMPIEZA: Cuando hablamos de limpiadores  NO NECESARIAMENTE hablamos de desmaquillantes…. Y que eso quede claro. El desmaquillante puede  tener por fin tan solo quitar el maquillaje, el limpiador es para quitar todo, incluido impurezas y suciedad de la piel (porque la piel del rostro se ensucia por factores internos, como la grasitud, metabolismo y transpiración; y externos, como el calor y lo que vuela en el aire). Así que hay que desmaquillarse y limpiarse bien antes de arrancar esta rutina (yo elijo Ideal Balance, Leche Limpiadora de L’OREAL y aún así luego uso el jabón líquido Sebostat de LIDHERMA). Limpiadores hay de los que se retiran con agua o los que se retiran sólo con algodoncito o tissue.

TÓNICO: Una vez limpita conviene aplicar un tónico que sea adecuado para nuestro tipo de piel (pieles oleosas buscarán un astringente; pieles acnéicas, un purificante; pieles brillosas, un matificante; pieles opacas, revitalizante… y demás). Aquí yo estoy usando un tónico con salicílico para desecar mis zonas grasas y  un hidratante suave para las zonas más sequitas. Una línea accesible y muy linda es la de tónicos de L’EBEL (por catálogo)

SÉRUM: Este pasito me lo pueden saltear las más jovencitas, pero idealmente un buen sérum  que cubra nuestras necesidades “cutéicas” (¿?) nunca está de más. Generalmente, los sérums son geniales para todo lo que anti-age e hidratación respecta. Yo uso uno con hialurónico, pero si aún no están en etapa anti-age, recomiendo ampliamente uno de GARDEN ANGELS de la línea Patagonian Earth, DI-VI-NE!

CONTORNO DE OJOS: Y aquí no me fallen, no importa si aún no hay patas de gallo, cualquier buen dermatólogo o cosmiatra (o persona consciente jeje) estará de acuerdo en que la piel del contorno de ojos es más finita que la del resto de nuestra  cara y por ello precisa cuidados específicos, en especial porque tiende a deshidratarse más. Hay mucho para elegir, en forma de geles o cremas. Lo importante es entender que un contorno de ojos hidratado reduce bolsas, blanquea ojeras negras y demás. Yo uso el Anti-Puff de SKIN ESSENTIALS y un gel revitalizante de FARMACIA ONCE que ahora reemplazo a la noche por la crema Vibra-Collagen de L’OREAL.

CREMA: Ahora sí, recién acá aparece la crema de día (o de noche… por la noche obvio jej).  Para el día yo uso una con ácido hialurónico, y luego recomiendo ampliamente colocarse la Hydrafresh de L´OREAL porque se absorbe rapidísimo y es super hidratante. Y si necesitan de un poco de protección solar, la Aqualia Thermal de VICHY es el reemplazo perfecto de la Hydrafresh. Y si aún deseasen más protección, a probar con la Anthelios de LA ROCHE POSAY.

Para la noche se recomienda el uso de los productos tratantes más específicos porque es cuando la piel descansa y así los productos actúan mejor. Yo uso una crema con mandélico de LIDHERMA.

Y no olviden una vez por semana exfoliarse! Para ello, aguante la Apricot Scrub de SAINT IVES!!!!

Nos vemos prontito!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario