miércoles, 28 de septiembre de 2011

Mi nombre es Juventud, Código Juventud…


Hablemos de L'OREAL y su línea Código Juventud, pensada para mujeres a partir de 30 años. Hace un tiempo que está aquí y su embajadora en estos lares es Natalia Oreiro.

La línea  consta de una crema de día y noche, una crema para párpados y un concentrado reparador. Lo que hace es  trabajar a nivel de los genes vinculados a la reconstitución de las células de la capa córnea de la piel.  Básicamente (y en lunfardo) lo que sucede conforme van pasando los años es que la capacidad de respuesta de los genes que “ordenan” la reconstrucción a las células se va haciendo más lenta (y ya no nos “renovamos” tan rápido a nivel dermis) y de allí que empiecen a aparecer las arrugas y líneas de expresión, y se pierda luminosidad en la piel. Todo lo cual parece que arranca a los 30…

Esta línea plantea atacar este problema en su origen, por tanto, está dedicada a mujeres a partir de dicha edad. Para ello concentra dos activos: la tecnología Pro-Gen y la adenosina.

La primera consta de un componente principal llamado Biolysat (que contiene una bacteria llamada Bifidus) que se encarga de estimular la sintetización de keratina para que la piel se recupere más rápido y mejor, reteniendo agua y mejorando sus defensas contra factores externos.

Por otro lado, la adenosina es uno de los integrantes del ADN, encargado de trabajar sobre la síntesis del colágeno para así retardar los efectos propios del envejecimiento.

Crema anti-arrugas rejuvenecedora de día: Está indicada para aplicarla por la mañana y por la noche. El efecto de frescura y elasticidad es instantáneo, la piel se siente aterciopelada.  La sensación no es de una crema antiarrugas pesada, sino de una crema bastante reconfortante. No engrasa. Los elastómeros de silicona que contiene la hacen estupenda como pre-base de maquillaje porque unifica la textura de la piel. Es una crema bastante hidratante pero no contiene filtro solar. La sensación de bienestar es inmediata y el efecto tensor se hace visible con el paso del tiempo.

Crema anti-arrugas rejuvenecedora de ojos: También se aplica mañana y noche para combatir las arrugas, las ojeras y las bolsas. La textura es más densa que la crema de día. Tiene un colorcito leve que viene bárbaro para cubrir parcialmente las ojeras. Este colorcito, gracias a sus pigmentos y a partículas que aportan luminosidad, unifica el tono y aporta luz a la mirada.

Concentrado anti-arrugas rejuvenecedor: También está indicado para utilizarlo mañana y noche sobre las arrugas más pronunciadas de cara y cuello, pero como lleva cera de abeja y manteca de karité, su textura es más densa así que yo recomiendo utilizarlo sólo de noche, para no provocar grasitud en la piel. Su dosificación es muy precisa gracias al envase. En líneas de expresión muy marcadas se logra difuminarlas bastante, pero sobre todo, se logra  unificar el tono de la piel en la zona  (se sabe que las líneas de expresión son difíciles de borrar porque no son producto de la edad sino de los gestos)

Esta línea entonces promete actuar sobre arrugas, líneas de expresión, signos de agotamiento, falta de luminosidad y demases, todo lo cual se plantea en el mediano al largo plazo.

A MI ME GUSTÓ…. QUÉ PIENSAN USTEDES?




No hay comentarios:

Publicar un comentario