jueves, 25 de agosto de 2011

In the Shadows…


Se torna difícil hablar de sombras… Tengo tantas!!!!! De todo tipo, color y marca…

Y es que incluso algunas “baratijas” de esas que una compra para salir del paso me han resultado de maravillas. Como por ejemplo una sombra iluminadora de $8 que compré para cubrir la falta de mi amada Crystalline de la línea Signature de MARY KAY, que terminó siendo fantástica, con una pigmentación  brillante, iridiscente y duradera así que aún la sigo usando.


MARY KAY es una marca que tiene bellas sombras compactas en colores muy diversos, de una textura cubritiva e idealmente pigmentada. Lo comprobé con dúos como Double Expresso y Jungle, además de mi iluminadora Crystalline.


Siguiendo en la línea de compra por catálogo, me llevé buenas impresiones de dos cuartetos de AVON: Capriccio (muy lindo, absolutamente cubritivo, colores bien vivos y combinables) y Romantic Mauve (tonos ligeramente morados, altamente cubritivos y sedosos), ambos de la línea True Color.




Luego está NATURA y dos tríos de la línea Mosaico (uno de los cuales adoro con toda mi alma): Flores, de colores rosaditos divinos; y Piedras, de tonos grises. Lo bueno de estas sombras es que son de textura suave, con cobertura óptima y de muy buena fijación, además son levemente brillantes lo cual ilumina la mirada. De natura también probé las sombras en crema ( me gustó mucho la iluminadora Ouro Branco, no más que esa) y el Glitter Iluminador (un golazo para completar el look y darle más brillo a las sombras)
En la línea de sombras accesibles está también MAYBELLINE, de la cual poseo varias de la línea Expert Wear. Tengo dos cuartetos y un trío. Lo bueno de estas sombras es que te simplifican la creación de look: no hay que pensar en combinaciones…. Y tampoco qué pintar con cada color!!! Porque cada sombra trae tallado para qué zona del ojo está pensada y en la parte de atrás del packaging hay un pequeño instructivo. Son de gran adherencia, duran mucho, tienen textura muy fina y permiten un esfumado sencillo y óptimo. A mi gusto, lo mejor de estas sombras es que son reflectivas, eso quiere decir que cuando reciben la luz desprenden un brillo perlado,  dando la ilusión o creando el efecto de tener los ojos más grandes. Tengo los cuartetos Seashore Forest (muy colorido y alegre) y Velvet Crush (para hacer smokey grays); y el trío Positively Purple (bastante techno y edgy)

De otras líneas más caras me quedo con las LANCÔME porque son brillantes, pigmentan fantásticamente bien, son blandas (que también juega en contra en el hecho de que se gastan más rápido) y duran intactas por mucho tiempo. En esta línea de sombras más caras también destaco las de MAC que cubren bárbaro, tienen colores muy puros y reales (lo que ves en el empaque queda en el ojo igual) y duran muchiiiisimo.

Tampoco se pueden perder la línea Wet/Dry de REVLON. Tengo dos cuartetos, créanme no se van a arrepentir! Todo es bueno con estas sombras: consistencia suave y densa, aplicación uniforme y  fácil, esfumado con facilidad, de alta pigmentación. El color que vez en el empaque es el que realmente se aplica en tu párpado, por lo que hay una gran fidelidad de colores y tonos. Estas son de las pocas sombras creadas para ser usadas con agua, si las usamos secas obtenemos un acabado satinado; en cambio, humedecidas obtenemos un color intenso y máxima durabilidad.

Y como si fuera poco, me han traído sombras de Brasil que son preciosas, tanto compactas como en polvo volátil. De una adherencia suprema y duración increíble, incluso los polvos glitter se adhieren fantásticamente (me recuerdan a un glitter que compré hace mucho de la marca SEPIA, un dorado hermoso que adoro y ya no volví a conseguir… por suerte aún queda mucho). De la marca brasilera no recuerdo el nombre, voy a tener que chequearlas.

QUÉ SOMBRAS USAN? En el próximo post hablaremos de los “Smokey Eyes” y de cómo lograrlos en casa ;)


No hay comentarios:

Publicar un comentario