lunes, 8 de agosto de 2011

Comprar con la mirada… (y es que el bolsillo no da para todo)


Ya les hablé de mi adicción a las máscaras de pestañas y ahora toca hablar de todo aquello prometido en aquel post…. Y lo prometido es deuda!

Cómo aplicar las máscaras: Ante todo, el uso previo de arqueador de pestañas es optativo (yo particularmente lo limito a los días en que tengo salidas especiales porque se corre el riesgo de quebrar las pestañitas o debilitarlas demasiado). Lo que hay que hacer (según mi experiencia) es primero quitar el exceso que queda en la punta del cepillo (muchas veces es esto lo que genera el indeseable pegote) y luego aplicamos la máscara de la raíz a la punta de las pestañas con movimientos en zig-zag (a menos claro que tengan la máscara Oscillation de LANCÔME… que hace esto por ustedes jeje) así separamos bien las pestañas y evitamos que se queden pegadas entre sí. Yo no uso rimmel en las pestañas inferiores, pero en ellas (según tengo entendido) no es necesario el zig-zag y hay que colocar poquito.

Ahora bien… Tengo dos objetivos en mente en este campo: lo nuevo de GIVENCHY y LANCÔME!!! Helas aquí:

Désmesure Audacius Lashes que, no se podía esperar otra cosa de GIVENCHY, innova en el pincel que está compuesto por dos partes que dan distintos efectos. El exterior está formado por 16 vueltas de espiral para brindar un super volumen, y el interior es un cepillo más convencional “telescópico” (o así le dicen) que separa las pestañas y nos permite dar la forma que deseemos a nuestras pestañas.

Por otro lado, está la Hypnôse Doll Eyes de LANCÔME que ofrece pestañas densificadas, alargadas y definidas. Tiene un cepillo cónico para permitir una perfecta aplicación y volumen libre de grumos. Las cerdas del cepillo son de nylon, lo que ayuda a la separación de las pestañas, pero otorgando flexibilidad. La fórmula “Fiber Shine” está enriquecida con polvos de nylon para dar brillo y tiene “UltraStretch” que da efecto de extensión.

Ahora bien, a nuestras bellas pestañitas hay que mimarlas y cuidarlas, para ello hay diferentes opciones (algunas más agresivas a nuestro “adelgazado” bolsillo que otras jij)

Hace poquito llegó a esta parte del mundo el milagro para pestañas en frasquito. Hablamos de LATISSE, un tratamiento fortalecedor y alargador que estimula el crecimiento de pestañas. El tratamiento lleva entre dos y cuatro meses, debiéndolo aplicar todas las noches. Aunque, obvio, es muy carito aún.

Para los bolsillos más flacos tenemos algunos serum fortalecedores, como el Serum Re-Activante de Pestañas de L’OREAL, que ayudan a que nuestras pestañas se vean más tupidas y fuertes, evitando la caída. Se utiliza dos veces por día. Hay “lash boosters” (suerte de serum que también sirven como máscara y base de máscara que revitalizan y mejoran la apariencia de las pestañas como Mr. Lash Booster de GIVENCHY) y máscaras de pestañas con serum como la Respectissime de LA ROCHE POSSAY)
Y si nuestro bolsillo ya está anoréxico, siempre pueden optar por el bendito aceite de ricino, con el cual se pueden masajear las pestañas todas las noches… MILAGROSO!

No hay comentarios:

Publicar un comentario