martes, 19 de julio de 2011

A Refregar se ha dicho!

Para asegurar una buena rutina de limpieza y cuidado facial (e idealmente también corporal) necesitamos asegurarnos de realizar una exfoliación al menos una vez por semana porque en la capa más superficial de la piel se van acumulando diariamente células muertas, toxinas e impurezas y la exfoliación permite desintoxicar la epidermis. Luego de este procedimiento la piel se ve más suave, lisa, luminosa; ayudando además a activar la microcirculación. Sumado a esto, permite disminuir la aparición de puntos negros o barritos, ya que luego de ser exfoliada la piel permanece limpia y los poros libres de sebo. También es útil para preparar la piel para recibir cualquier tratamiento de belleza como la hidratación, la aplicación de cremas anticelulíticas o nutritivas; ya que luego de un pulido corporal la piel que renace se encuentra en un estado óptimo y es más profunda la absorción de los productos que se utilicen. 
Hay tres partes básicas para exfoliar, de igual importancia:
ROSTRO: Me gusta mucho la Apricot Scrub de ST. IVES porque además no es demasiado abrasivo, pero si ya han gastado mucho en rutinas de belleza, están las fórmulas caseras, algunas de las cuales me han dado muy pero muy buen resultado (azúcar, limón y miel han sido aliados en época de vacas flacas). A continuación, algunas (la de sal no la recomendaría, a menos que sean pieles excesivamente gruesas y seborreicas):
PASTA DE AZÚCAR CON MIEL (y si le ponemos avena, mejor aún): Además de exfoliar, humecta
PASTA DE AZÚCAR, LIMÓN Y MIEL: El limón es un increíble antiséptico, por lo que limpia en profundidad, como seca bastante el cutis, se le aporta a esta pasta la humectación proveniente de la miel para compensar. Se puede hacer sólo con limón para pieles muy grasosas.

PASTA DE ACEITE DE OLIVA Y AZÚCAR MORENA: La piel queda limpita y ultra suave. OJO! Retirar el excedente cuesta, aconsejo exfoliar antes del baño.
PASTA DE SAL Y ACEITE: La sal con algún aceite es un exfoliante fuerte, ideal para pieles acnéicas, porque es antinflamatoria y desintoxicante.

PASTA DE SAL Y AZÚCAR: La receta reza: 1 taza azucar organica + 1/3 taza de sal gruesa + 2-3 cuchardas aceite de almendras + 1 cucharada de vitamina E + Aceite de Lavanda… En verdad no la he probado, y no sé si me animaría jeje
PASTA DE SAL O AZUCAR CON YOGHURT:  Así es además astringente.

CUERPO: Diariamente exfoliamos con el uso de las esponjas vegetales o guantes de exfoliación y nuestro jaboncito líquido (el DOVE rosa es una hermosura). Aún así, está bueno una vez por semana darle a nuestro cuerpito ese mimito extra. Yo elijo el Vainilla Scrub de VZ (solo mmmmm), pero también hay varios métodos caseritos, haciendo pastitas como las del rostro, probando mezclas de azúcar o sal (dependiendo el nivel “abrasivo” que precise nuestro cuerpo) y aceites (almendras, oliva y demás… o incluso el J&J de nuestra preferencia), miel, limón, yogurt o mismo nuestra cremita hidratante de todos los días =)

LABIOS: Ya les comenté de mi tipo de exfoliación predilecta:

PASTA DE AZUCAR MORENA (O LA QUE TENGAN) MIEL Y ACEITE DE OLIVA: asi le otorgamos un plus de hidratación y nutrición, mezclen una cucharadita de cada. Y luego de retirarlo, mucho pero mucho bálsamo.

También se puede usar suevamente y con movimientos circulares, el CEPILLO DE DIENTES.

PASTA DE SAL: Tal vez demasiado “excesiva” para labios (definitivamente no lo haría, pero hay quienes lo recomiendan). Lleva sal gruesa y aceite de almendras (o coco). CUIDADO DE NO LASTIMARSE EH!!!

Exfóliense y van a notar la diferencia... Y es tan placentero!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario