martes, 19 de julio de 2011

Expresiones Faciales… PARTE I

Hoy, tempranito, cuando me levante (conste que no me desperté, me levanté… porque fue acto de inercia jeje) agradecí por los milagrosos productos que existen para aplacar nuestra carita dormida y me dije: Es hora de empezar a hablar de cuidados faciales!

Tengo un cutis que complota contra mí. Sisi, de esas pieles no tan agraciadas con tendencia grasa en la zona “T”. De adolescente lidié con el sebo y el acné incesantemente: aunque no haya sido nunca de aquellas con piel con acné severo, recuerdo haber probado de todo, ido a mil dermatólogos… sin que nadie diera en la tecla. Admito que un tiempo me resigné, porque nada daba resultado y eran rituales demasiado tediosos para una teen. Un buen día me dije “Basta de dermatólogos, probemos con las cosmiatras” y así fue que llegué a manos de Kari, a quien idolatraré el resto de mis días porque fue la única que logró quitarme la frente de choclo (sufría de unas pustulitas contagiosas en la zona de la frente que no paraban d3e expandirse). Desde entonces recurro a ella para los rituales básicos de limpieza. Lo que más me agrada de las cosmiatras es que mantienen las rutinas sencillas, casi express, por lo que adoptarlas como un hábito resulta sencillo y agradable.

Actualmente sigo esta rutina básica:

LIMPIEZA: Por la mañana y la noche, Sebostat Limpiador de LIDHERMA (mi marca de cabecera para limpieza de la piel, tanto por resultado como por accesibilidad) que es un Gel de higiene profunda con acción queratolítica. Controla el exceso de secreción sebácea. Suaviza y descongestiona la piel. Ideal para pieles grasas. Un consejo: usen agua bien fría!!! Mi tía abuela tiene el mejor cutis que conozco y tiene 90 años! Su secreto? Probablemente en gran parte la genética, pero también lavarse bien la cara con agua helada todas las mañanas y, créanme, la diferencia se nota.

En la actualidad, luego aplico una loción en spray con ácido salicílico de FARMACIA ONCE porque este ácido ayuda a suavizar la piel y a eliminar la inflamación (áreas rojas), remueve las células muertas en la capa superior de la piel, fomenta la regeneración/formación de células nuevas y destapa los poros. OJO! Este ácido puede ser muy desecante para la piel, aún en bajas concentraciones e, incluso, puede ser un poco irritativo en pieles sensibles, por lo que hay que usarlo con cuidado.

Justamente para contrarrestar el efecto desecante, utilizo día por medio el Agua Desmaquillante de LIDHERMA que contiene activos suaves de Ph neutro, aloe y avena. Remueve las impurezas e hidrata la piel dejándola suave y tersa. No requiere enjuague.

CREMAS Y GELES: La cara ya esta limpita y lista para recibir la hidratación, nutrición y shocks vitamínicos! De día utilizo un gel revitalizante con acido hialurónico de FARMACIA ONCE, que celosamente guardo en la heladera (y que hace magia en el contorno de ojos a la mañana por estar fresquito… de ello hablaré en el próximo post) Así logramos aumentar la capacidad de absorción y retención de humedad a nivel epidérmico. Además se produce un film viscoelástico sobre el tejido mejorando su tonicidad.

En verano, cuando la piel está más expuesta a agresiones irritativas (por efecto del sol) utilizo el ADN Polimerizado de LIDHERMA que es un gel que acelera el metabolismo celular. Mejora los procesos de cicatrización. Repara la elastosis solar. Es de fórmula no grasa para pieles deshidratadas, irritadas o seborreicas. Y para los hombres, recomiéndensela porque ayuda para foliculitis de la barba, luego del rasurado =)

Por la noche reemplazo el hialurónico (que en la noche sólo utilizo para el contorno de ojos) por Crema con Mandélico de LIDHERMA, una crema antiséptica y renovadora celular. Tiene un efecto extraordinario sobre la textura general de la piel y provee luminosidad. Un dato: sólo lo uso en la zona “T”.

En otras ocasiones, uso el Glicólico en Gel de LIDHERMA, un suero que acelera el proceso de renovación celular manteniendo el confort de la piel, con un alto grado de humectación, elasticidad y tersura. Contiene un activo antiinflamatorio. Atenúa las arrugas finas. Puede utilizarse durante todo el año (aunque yo tiendo a anular los ácidos en verano)

Une vez por semana se recomienda una buena exfoliación, pero de eso hablaré en el 3er post facial (para no hacer este aún más largo)

Entonces, hasta aquí la rutina básica de la limpieza de la piel en general, en el próximo post hablaré de ojos y labios. En breve voy a incorporar a mi rutina la línea de L’OREAL Código Juventud, después la review ;)

ESCUCHO OPINIONES, CRITICAS Y CONSEJOS! BYE BYE



No hay comentarios:

Publicar un comentario